Blog de de Viajes aventureros y Fotografía Artística

Costa Oeste Estados Unidos – West Coast United States – Arches National Park

// Author: Marina // 0 Comments

Costa Oeste Estados Unidos – West Coast United States

ARCHES NATIONAL PARK

Día 12 – Viernes 4 de Mayo – Arches National Park

Después de admirar las majestuosas montañas de piedra en Monument Valley, nos ponemos rumbo a Arches National Park! Es un largo camino hasta allí, pero por suerte las temperaturas rondan los 15º y se está muy a gusto. Estamos muy contentos porque creemos haber acertado de lleno con la mejor época del año para visitar esta zona del país.

Tras casi 3 horas de viaje, por fin llegamos a Arches. Sin embargo, al leer el letrero de “Camping completo” se nos cae el alma a los pies. ¿Lleno? ¿Cómo es posible? El pueblo más cercano a Arches se llama Moab, y está a unos 35 minutos en coche de allí.  Sin embargo, no nos quedó otra que dar la vuelta y volver al pueblo para buscar alojamiento. Las cosas no siempre salen como a uno le gusta, y aunque pensábamos que podríamos tener la tarde libre para montar la tienda tranquilamente y dormir en el parque, el plan se truncó. Perdimos muchísimo tiempo buscando campings en el pueblo, hasta que finalmente terminamos pagando una noche en Slickrock Campground. Era el más cercano a la entrada del parque.

Llevábamos ya 12 días de ruta y todos los días habían sido perfectos. Pero el cansancio se iba poco a poco acumulando y aquello nos hizo estar de mal humor toda la tarde. Cuando viajamos, en nuestro caso es muy importante el poder pasar la noche en la tienda lo más cerca posible del lugar a visitar. Esto nos ayuda a perder el mínimo tiempo posible para visitar los puntos de interés al amanecer, cuando aún no hay ni un alma.

Aunque no nos quedaba mucho tiempo de luz, condujimos esos 35 minutos hasta Arches, y pudimos ver Double Arch y Balanced Rock.

Double Arch
Double Arch
Balanced Rock

No pudimos hacer muchas fotos, porque el tiempo se nos echó encima casi sin darnos cuenta. Buscamos sitios desde los que fotografiar la puesta de sol, pero no encontramos ninguno que no requiriera hacer un trekking o escalar a una zona más alta. Así que estas fotos fueron las únicas que pudimos llevarnos a casa:

Fue una pena porque los colores dorados que hubo en el cielo fueron preciosos. Volvimos tristes y con ganas de descansar en el camping. Después del estrés de aquella tarde, acordamos tomarnos con más calma el día siguiente e intentar disfrutarlo sin la presión de los horarios para hacer fotos.

Día 13 – Sábado 5 de Mayo

Decidimos darnos una tregua y dormir hasta las 7:00 de la mañana. La noche en el camping fue horrible. Al estar cerca de la carretera no paramos de escuchar coches. Además, de madrugada, un camión enorme estuvo conduciendo y dando vueltas alrededor de la parcela en la que estábamos. Una y otra vez, consiguieron despertar a la mitad de las personas que dormíamos allí. Así que apenas pudimos descansar. Además, el suelo estaba embarrado y al recoger la tienda estaba sucia. Empezábamos bien el día…

Nos pusimos rumbo a Arches para hacer una pequeña ruta hasta Delicate Arch, que es uno de los arcos más fotografiados del parque. A pesar de la luz, ya muy fuerte a esas horas de la mañana, aún hacía fresquito y conseguimos completar el camino en tan solo media hora. El cielo estaba despejado y al ser viernes había muchas familias con niños pasando el fin de semana.

Delicate Arch
Delicate Arch
Delicate Arch

La verdad es que nos encantó el paseo. Como en todos los parques que habíamos visitado hasta ese día, recomendaban llevar un par de litros encima durante los trekkins. Casi todos los senderos son sin sombras, no hay casi árboles, y con el sol del mediodía los golpes de calor con habituales. Allí son bastante alarmantes con estos temas, e incluso hay carteles en los que avisan de que puedes morir de insolación. Nuestro consejo es que madruguéis todo lo que podáis (despertaros media hora antes de que salga el sol) y que hagáis rutas durante el amanecer y el atardecer. Evitar los horarios de las 11:00 hasta por los menos las 17:00 y así disfrutaréis de una temperaturas más bajas, de la mejor luz para ver estos paisajes y de la soledad. En general la gente es muy poco madrugadora.

Aún nos quedaban 3 días para marcharnos pero ya notábamos que íbamos completando el itinerario que habíamos ido preparando sobre la marcha. El último parque nacional que nos quedaba por visitar en este viaje era el Gran Cañón del Colorado. Nos quedaban 6 horas de camino por delante y un día de mucho calor. 

Have your say