Blog de de Viajes aventureros y Fotografía Artística

Islandia: Dia 5

// Author: Marina // 0 Comments

DÍA 5.31 MAYO 2012

Nos hemos despertado prontito para iniciar la ruta de hoy. Nuestro amigo nos va a llevar hasta Skaftafell. Se trata de un parque nacional que forma parte de Vatnajokull, el glaciar más grande de Europa. Antes de partir hemos tomado algunas fotos de los alrededores del camping y hemos pasado por correos para enviar 2 postales a los aitas.

Al salir de Vik, el terreno se ha ido haciendo cada vez más desértico, y poco a poco se ha ido nublando hasta quedar el cielo totalmente cubierto.

Ha empezado a soplar el viento, y por primera vez en los 5 días que llevamos, el cielo se ha puesto verdaderamente amenazador. Las nubes negras advertían tormenta, por fín! La carretera se ha llenado de arena negra a causa del viento y hemos quedado atrapados durante un buen rato hasta que unos chicos han pasado a barrer la arena con unas máquinas…

Hemos llegado a Skaftafell en 2 horitas. La temperatura es mucho más baja que en la costa, ya que estamos entre dos lenguas de un glaciar, y el viento que sopla viene hecho. Nos hemos despedido de Jork y le hemos agradecido su compañía, y que nos haya traído hasta aquí.  Nos ha ahorrado mucho tiempo y trabajo.

El camping es enorme y está muy bien equipado. Hemos podido poner la tienda cerca de los aseos. Además hay una oficina de información y un restaurante – bar – supermercado (3 en 1). La chica de la oficina nos ha marcado una ruta de 5 horitas para poder ver Svartifoss y el glaciar desde arriba.
La ruta empieza en el mismo camping, y a la cascada de Svartifoss se llega en una horita y el camino es muy agradable. 15 minutos antes de llegar se puede avistar la cascada desde lejos.

Es un lugar muy especial, ya que las paredes rocosas donde cae el agua están formadas por columnas de basalto. Antes de ponernos manos a la obra con las fotos nos hemos comido un bocata de jamón ibérico mientras disfrutábamos de las vistas.

Hemos continuado hasta Sjónarnípar, una ladera de 750 metros desde la que se puede ver el glaciar en todo su esplendor. Este camino es más largo, pero más ameno. Los coloridos arbustos hacen la ruta más alegre y las vistas son preciosas.

Una vez allí nos hemos quedado impresionados ante la majestuosidad del glaciar. En las fotos no se aprecia bien lo enorme que es, y además hace un frío que pela.

Hemos bajado siguiendo la ruta circular. En total unas 4 horas, y ha merecido mucho la pena. Como aún era pronto para cenar, hemos decidido darnos una ducha, que ya toca. Para que salga el agua hay que meter 400 coronas (Que no es barato, ni mucho menos) y solo dura 5 minutos. Para ahorrar hemos decidido ducharnos juntos. Las duchas son muy amplias y están como la patena. Cuando ya estábamos listos para entrar y he ido a meter las monedas y resulta que no entran por el agujero xD Hemos tenido que volver a vestirnos y acercarnos a la oficina para cambiar las monedas por otras más pequeñas. Justo estaban cerrando! Pero nos han hecho el favor. El calvario ha venido después, cuando hemos tenido que ducharnos en 2 minutos y medio cada uno. Creo que nunca me había duchado tan rápido en mi vida! Han sido unas risas. Eso sí, con el frío que hace el pelo me ha tardado siglos en secarse y he tenido que ir a hacer footing para hacer efecto secador jaja.

Para colmo, mi muela del juicio no hace más que darme la lata, y esta tarde más que ningún día. Me he chutado un enantium y nos hemos cenado una sopita para entrar en calor, además de unos tortellini 4 quesos… quién nos iba a decir a nosotros que cenaríamos algo tan rico! Las últimas luces del día se reflejan sobre las montañas nevadas. El cielo por fín empieza a despejarse.

Have your say